UN NUEVO HORIZONTE

Languidece 2016 con los últimos estertores de todo aquello que, por su vetustez, ya sólo le resta morir. Para algunos habrá sido un año digno de recordar por todo lo que de bueno les habrá reportado; para otros, su paso por sus vidas quizá sólo les inspire un hondo deseo de perderlo de vista cuanto antes. Sea como fuere, benigno o funesto, todo tiempo supone un aprendizaje y un imprescindible bagaje para nuestro particular periplo por la vida. El equipo que formamos El Rey de las Fiestas desea agradecer a sus clientes, tanto a sus fieles como a aquellos que nos han conocido recientemente, la confianza depositada en nosotros siempre que se trata de abordar la fiesta, y les deseamos asimismo un espléndido 2017 cargado de venturas que enmascaren todo infortunio que sobrevenga. Que todos encaremos este nuevo horizonte que amanece promisorio con la ilusión que procura todo lo nuevo y presto a estrenar.